¿Qué son los tanques de aire comprimido?

Son equipos que almacenan aire comprimido para satisfacer los picos de demanda y ayudar a controlar la presión del sistema. Tienen la capacidad de acumular el volumen de aire comprimido suficiente para abastecerlo cuando es necesario y así mantener una presión estable en la red de aire comprimido, independientemente de la variabilidad de demanda que requiere el compresor.

¿Cuándo se utilizan los tanques de aire comprimido?

Deben usarse en todos los sistemas de aire comprimido pero son más efectivos cuando se trata de equipos que operan con un flujo de aire comprimido variable, o bien cuando ocurren picos de consumo de forma intermitente. En estos escenarios, se puede usar un compresor más pequeño junto con un acumulador grande para una mejor eficiencia y control de la capacidad requerida.

Los tanques de aire también se pueden utilizar para:

  • Controlar los pico de demanda en el sistema de aire comprimido reduciendo la caída de presión
  • Proteger los elementos internos y dispositivos cuando son sometidos a presiones críticas del sistema
  • Disponer de una reserva de aire comprimido para consumos instantáneos

Ubicaciones para tanques de aire comprimido

Existen diferentes puntos de vista cuando se trata de definir la ubicación de un tanque de aire para abastecer a la planta. El sistema puede tener una de estas unidades entre el compresor y el secador, después del secador, o ser instalado en ambas ubicaciones.

  • Si el tanque está ubicado antes del secador de aire comprimido, éste proporcionará una pequeña cantidad de enfriamiento radiante adicional y eliminará parte del condensado y del lubricante retenido. Sin embargo, el tanque se llenará de humedad.
  • Si existiera una demanda repentina que excede la capacidad del compresor y su secador correspondiente, se sobrecargará y dará como resultado un punto de rocío de presión más alto. El beneficio de tener un tanque antes del secador es su capacidad de estabilizar el flujo de aire, especialmente en los períodos que los compresores efectúan en los momentos de arranque/parada o de carga/descarga.
  • La instalación de un tanque después del secador permitirá que un depósito de aire comprimido seco se adapte a las fluctuaciones de la demanda del sistema.
  • La mejor práctica recomendada es tener un tanque de control antes del secador. Y además, ubicar un receptor seco después del secador y del filtro para favorecer la capacidad del receptor principal.

Cómo dimensionar correctamente los tanques de aire comprimido

Una buena fórmula para dimensionar los receptores de aire comprimido es calculando 15 litros por cada 2m3/h, en los casos de los que funcionan con velocidad fija, y de 7 litros de almacenamiento para los compresores de velocidad variable.

Asimismo, Atlas Copco dispone de una herramienta online que permite determinar el tamaño ideal del tanque de aire comprimido en función de la instalación. Accedé aquí

También es importante considerar que existen varias regulaciones legales que determinan el tipo de receptor de aire apropiado para incorporar al sistema ya que la instalación puede originar riesgos serios de seguridad. Le recomendamos comprar un tanque de aire de un fabricante de compresores acreditado para obtener una solución adecuada.

Para obtener más información, comuníquese con un experto de Atlas Copco Argentina.

Vía… https://www.thecompressedairblog.com/understanding-primary-air-receivers

Comments are closed.

CONSULTAS
close slider
Motivo del mensaje