El valor real del aire comprimido

No se puede negar que el aire comprimido es un recurso vital en las aplicaciones industriales. En la elaboración de cerveza, la fabricación de papel, el desarrollo de productos farmacéuticos o el tratamiento del petróleo y el gas, el aire comprimido juega un papel crucial en los distintos procesos. Entonces, ¿cuál es su valor real?

En esta nota le compartimos una lista de condiciones y datos para mostrarle cuánto vale realmente el aire comprimido y cómo puede sacarle el máximo provecho:

1- El consumo energético

El consumo de energía representa alrededor del 70 por ciento del costo total de una instalación de aire comprimido. Es por eso que cuando se comparan los costos de reposición de un compresor de aire por un equipo nuevo es necesario considerar que el consumo será solo una pequeña parte de los costos totales. El consumo energético es el factor más importante en esta ecuación, por lo tanto, es recomendable controlar el régimen de funcionamiento del equipo para que opere con la mayor eficiencia posible y utilizar la tecnología de velocidad variable VSD, cuando corresponda.

2- La recuperación del calor

Cada kW de aire comprimido es entre siete y ocho veces más caro que un kilovatio de electricidad. Como se indicó anteriormente, se necesita mucha energía para comprimir el aire, la mayor parte de la cual se disipa en forma de calor. Para aprovecharla es posible conducirla a través de un sistema de recuperación de calor. El calor recuperado se puede utilizar para suministrar calor a otros procesos o abastecer de agua caliente a la red que se utiliza para la limpieza de las instalaciones. El resultado final contribuirá a aumentar la capacidad de generación energética global y a gastar menos en el largo plazo.

3- Utilizar la presión requerida

Cada 1 bar (o 14.5 psi) de caída en la presión se reduce el consumo de energía en aproximadamente un 7%. Es importante asegurarse que se está utilizando solo la presión requerida por la aplicación. Puede ser tentador suponer que una presión más alta en el sistema es mejor, pero no es necesariamente así. Debe tenerse en cuenta que las caídas de presión en el sistema y en el equipo pueden también perjudicar la calidad del aire. Un exceso de presión desperdicia energía y aire, además, puede dañar los productos y la maquinaria.

4- Operar a baja presión

La presión de operación más baja también afecta la tasa de fuga. Cada 1 bar (o 14.5 psi) de caída en la presión se reducen las fugas en un 13%. Es una cuestión de sentido común: cuanto mayor es la presión, más aire se expulsa a través de las fugas, ya sean pequeñas o grandes. En este sentido, se recomienda que la presión de operación sea la más baja posible, tanto para el sistema como para su uso final, como también verificar que el sistema no presente fugas para mantener bajos costos operativos.

5- Evitar las fugas

El 20 por ciento del consumo total de aire comprimido se puede atribuir a fugas en sistemas que poseen más de 5 años de vida. Naturalmente, los sistemas con mayor antigüedad están más propensos a riesgos y fugas. Mediante un control rutinario del sistema de aire comprimido es posible monitorear su funcionamiento para detectar fugas y bloquearlas, y reducir así la cantidad de aire desperdiciado.

6- Usar el compresor cuando solo se produce

La mayoría de los sistemas no se apaga durante las horas que no se produce, malgastando significativamente el aire comprimido. Así como es bueno tener el hábito de apagar las luces cuando se sale de la habitación, también lo es apagar el compresor cuando no se necesita. Si el sistema posee fugas, dejar un compresor en funcionamiento no solo está desaprovechando aire y energía sino también dinero.

El aire comprimido es invalorable en muchos procesos industriales, pero sin la atención y el cuidado adecuados puede ser muy costoso. Siga estos consejos para ayudar a reducir el consumo de su aire. ¿No está seguro por dónde empezar? Póngase en contacto con un experto de Atlas Copco para programar una auditoría de su sistema de aire comprimido.

Vía… https://www.thecompressedairblog.com/the-real-value-of-compressed-air

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

55 − 45 =

CONSULTAS
close slider
Motivo del mensaje