Pague sólo por el aire comprimido que consume

pague por el aire comprimido que necesita

No se puede negar que el aire comprimido es un recurso valioso y con múltiples aplicaciones en la industria. Ya sea que elabore cerveza, fabrique papel, genere energía, desarrolle productos farmacéuticos o alimenticios, el aire comprimido desempeñará un papel crucial en su empresa. Pero,

¿por qué pagar demás cuando es posible ser más eficiente?

Hemos elaborado una lista de hechos y cifras para ilustrar cuánto aire comprimido realmente es necesario, y cómo puede aprovecharlo mejor.

El consumo de energía representa aproximadamente el 70% del costo total de la vida útil de una instalación de aire comprimido.

Cuando se piensa en los costos del aire comprimido, la primera figura que viene a la mente es el precio de compra de un nuevo compresor. Pero ésta, es sólo una pequeña parte de los costos totales en los que se incurre.

El consumo de energía es por lejos el factor más importante a considerar. Asegúrese de que su compresor funcione de la forma más eficiente posible y utilice la tecnología VSD -velocidad variable- cuando corresponda.

Cada kW de aire comprimido es entre siete y ocho veces más caro que un kW de electricidad.

Como acabamos de remarcar, se necesita mucha energía para comprimir el aire, y la mayor parte de esa energía se disipa como calor. Por tanto, se puede aprovechar la energía disipada empleando un sistema de recuperación de calor.

El calor recuperado, se puede utilizar para calefaccionar áreas frías o proveer agua caliente para la limpieza, por ejemplo. Esto le ayudará a aprovechar al máximo la energía utilizada y gastar menos dinero en el largo plazo.

Cada bar de caída en la presión, reduce el consumo de energía en cerca de 7%.

Asegúrese de que está utilizando sólo la presión requerida para su aplicación. Puede ser tentador asumir que una presión más alta es mejor, pero esto, no es necesariamente cierto.

Por supuesto que debe tener en cuenta las caídas de presión en todo el sistema, pero no se deje llevar por el entusiasmo. La presión en exceso desperdicia tanto energía como aire, y puede dañar sus productos finales y las maquinarias en los puntos de consumo.

Una presión de funcionamiento más baja limita el nivel de fugas.

Una reducción de presión de un bar (o 14,5 psi), baja las fugas en un 13%. Intuitivamente se puede predecir que cuanto mayor sea la presión en la red, más aire se expulsará a través de fugas pequeñas (o grandes).

Asegúrese entonces que la presión del sistema sea la menor posible de acuerdo a los requerimientos en los puntos de consumo, y revise frecuentemente su red para detectar fugas. Mantendrá así controlados sus costos de operación.

Normalmente, el 20% del consumo total de aire comprimido puede atribuirse a fugas en redes con 5 o más años de antigüedad.

Probablemente esto no sea una novedad para usted, pero siempre es bueno tenerlo presente. Al considerar sus costos de producción de aire comprimido, no resulta un dato menor saber que hasta un 20% de éste será atribuible a pérdidas.

Si bien los sistemas más antiguos son los más expuestos al riesgo, no espere hasta que sea demasiado tarde. Un control rutinario y la actualización de su red reducirán la cantidad de aire perdido. El ahorro que esto genere probablemente le permitirá repagar su nueva instalación y el empleo, por ejemplo, de nuevas tuberías de aluminio.

La mayoría de los sistemas no se apagan durante las horas en las que no se produce en la planta, desperdiciando así enormes cantidades de aire comprimido.

Al igual que el apagar las luces cuando sale de una habitación, se debe apagar su compresor cuando no lo necesite. Si usted tiene fugas en su sistema, dejar un compresor en marcha es un derroche de aire, energía y, por supuesto, dinero.

El aire comprimido es inestimable para muchos procesos industriales, pero sin la debida atención y cuidado, puede generar costos innecesarios.

Por favor, tome en consideración estos puntos para reducir el consumo de aire. ¿No estás seguro cómo o por dónde empezar? Entonces no deje de ponerse en contacto hoy con uno de nuestros expertos para programar una auditoría de su sistema de aire comprimido y así establecer un plan de acción para su red.

vía… http://www.thecompressedairblog.com/the-real-value-of-compressed-air/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

− 1 = 1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONSULTAS
close slider
Motivo del mensaje