¿Cuán efectivo es el filtrado de su aire comprimido?

La eficiencia de los procesos de producción, y la ausencia de contaminación de los productos finales dependen de la pureza del aire comprimido y por tanto, de su filtrado.

El aire comprimido sin tratar, puede causar grandes daños y provocar una degradación grave al sistema, sin mencionar el daño potencial a seres humanos en el caso de los alimentos o medicamentos, por ejemplo. Como los acondicionadores de aire en nuestros hogares, los sistemas de aire comprimido están equipados con filtros para capturar las impurezas del aire. 

¿Cómo funcionan los mecanismos de filtrado? 

Ya sea que procedan de la toma de aire, la instalación o la lubricación del elemento compresor, el polvo y/o las partículas de aceite en aerosol que contaminan el aire comprimido deben ser eliminadas antes de que el aire se utilice en el punto de consumo. Por lo tanto, los filtros deberán estar instalados después del equipo compresor.

En el interior del filtro hay un medio filtrante construido de capas de fibra de vidrio distribuidas al azar, y orientadas en todas direcciones. Si las partículas contaminantes son más grandes que las aberturas entre las fibras de vidrio, las mismas serán mecánicamente separadas de la corriente de aire tal como si se tratara de un tamiz. 

Mientras el tamizado funciona con partículas mayores a 1 mm, la mayoría de los contaminantes son mucho más pequeños que los espacios a través de la cual fluye el aire. Con el fin de eliminar estas partículas pequeñas, entran en juego tres mecanismos diferentes de filtración – incluyendo la impactación inercial, la interceptación y la difusión. 

El cálculo de la eficiencia del filtro toma en cuenta los tres mecanismos. Por lo tanto, los filtros están diseñados para satisfacer tanto una alta eficacia de filtración, como las normas de calidad de aire demandadas por la ISO. La calidad del aire brinda muchos beneficios, incluyendo un mantenimiento continuo menos intenso o frecuente, una mayor eficiencia energética y por supuesto, un ahorro en los costos de operación.

Aire limpio gracias a la tecnología de filtros de aire comprimido coalescentes 

Tradicionalmente, se necesitan dos filtros en línea para bajar el nivel de partículas sólidas y aerosoles de aceite en el aire comprimido a unos valores aceptables para la mayoría de las aplicaciones. Con el lanzamiento de Atlas Copco de la tecnología de filtrado UD+, se sustituyen ambos filtros, lo que supone un ahorro de espacio y que las caídas de presión sean un 40 % inferiores. Esta tecnología no solo es más eficaz, sino que además resulta más confiable que la empleada en el pasado con los filtros plegables. 

…via How clean is your compressed air?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

28 − = 18

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.