Cómo creció una Pyme junto a Atlas Copco

El titular de Esteban Cordero SRL describe la sucesión de adquisiciones de compresores de aire que le permitieron actualizarse en tecnología y adaptarse a un mercado de alta exigencia. Conocé su historia tras 25 años de relación con nosotros. Mirá el video.

 

En gran medida, el entramado industrial que da soporte a las compañías que poseen operaciones en todo el mundo son empresas medianas o pequeñas. El camino de la eficiencia, las mejoras en la productividad y la incorporación de nuevas tecnologías representa un desafío constante para mantenerse en un mercado competitivo y demandante.

Fundada en 1954, la autopartista Esteban Cordero SRL supo crecer impulsada por la pasión, el compromiso de su familia y el acompañamiento de sus colaboradores. Federico Cordero hoy es el titular de la compañía y participó de los festejos por el 50º aniversario de Atlas Copco en Argentina, durante la exposición celebrada en Feria Internacional de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción – FIMAQH 2018: “Hace alrededor de 25 años vinimos con mi padre a una feria como esta y gestionamos la primera compra de un Atlas Copco. Fue un GA308 muy noble, costó mucho deshacerse de él porque nos dio mucha confiabilidad, mucha tranquilidad, nunca nos falló. Luego, acompañando nuestra inversión en tecnología, adquirimos un GA22, ya que en ese momento fuimos creciendo como empresa…éramos forjadores con un plantel de 60 personas”.

Los avances de la mano de las actualizaciones tecnológicas

Tras la inserción de su segunda y tercera generación, la actualidad de esta pujante compañía la ubica entre uno de los más importantes proveedores de piezas para los vehículos que se fabrican en las terminales de Toyota, Honda y Yamaha, entre otras.

Los equipos de aire comprimido complementan principalmente las operaciones de prensado, plegado, doblado y punzonado. En este sentido, las adquisiciones dirigidas a la mejora de estos sistemas de suministro clave fueron de la mano de la propia evolución tecnológica: “Renovamos los compresores con dos GA37, después pasamos a un GA75 y luego a un GA90. Hoy ya estamos con la última tecnología, los compresores de imán permanente GAVSD+: tenemos un GA55VSD+, porque cuando lo compramos era el máximo disponible, y un GA 37VSD+ en cada una de las plantas. Pero ya estamos pensando en tener un GA 110VSD+ porque esta tecnología nos dio muchas satisfacciones, nunca tuvimos problemas y el mantenimiento es muy sencillo… siempre confiamos en Atlas Copco y seguiremos viviendo la vida juntos luego de estos 50 años”, resumió con satisfacción.

Mirá el video

Comments are closed.

CONSULTAS
close slider
Motivo del mensaje