6 beneficios de la generación de Nitrógeno in-situ para la fabricación de cerveza

generadores de nitrógeno en cervecerías

La gente ha consumido cerveza durante miles de años. Hace unos 5.000 años, los sumerios de la antigua Mesopotamia bebían cerveza como alternativa al agua contaminada a la que tenían acceso. Hoy en día, la gente consume cerveza principalmente por placer y gusto.

Con el tiempo, la tecnología para la elaboración de la cerveza se ha vuelto más sofisticada. Los fabricantes de cerveza continúan mejorando sus procesos y el producto final y, para eso, se ayudan produciendo nitrógeno in-situ.

Aquí hay seis maneras en las que el nitrógeno in-situ puede ayudar a los fabricantes de cerveza:

Cerveza fresca

Mediante el uso de nitrógeno para limpiar los tanques entre uso y uso, los cerveceros pueden asegurarse de que no queda ningún residuo de mosto o cerveza en los tanques. Esto es importante para el éxito del siguiente lote porque si se dejan restos, el lote siguiente puede resultar duro o agrio.

Movimiento

El nitrógeno in-situ es ideal para mantener el fluido en movimiento empujando la cerveza a través de los tanques.

Presión

Los barriles ayudan a transportar y almacenar la cerveza. Pero inyectar nitrógeno en los barriles, es lo que los presuriza y permite mantener la cerveza fresca.

Tic-Tac-Tic-Tac…

Con el nitrógeno in-situ, los fabricantes de cerveza no tienen que esperar a que un proveedor dado suministre gas comprimido y ajustar entonces su proceso productivo a los tiempos de aquél. Por el contrario, manejan sus propios tiempos y producen nitrógeno exactamente cuándo lo necesitan.

Sin desperdicio

Hay dos caminos que el fabricante de cerveza puede elegir. El primero es comprar nitrógeno líquido a granel y liberar periódicamente la presión para que los tanques no exploten.

El segundo, es utilizar únicamente la cantidad de nitrógeno necesaria y no gas residual. La producción de nitrógeno in-situ va en esta última dirección.

Ahorro

Por último, pero no por eso menos importante, hay una clara oportunidad de ahorro. El nitrógeno in-situ cuesta menos que el dióxido de carbono o el nitrógeno líquido.

Los cerveceros pueden ahorrar más del 40% en sus costos de gas nitrógeno elaborándolo en la planta.

Claro que también hay tendencias y, a gusto del fabricante, se pueden emplear mezclas de nitrógeno y dióxido de carbono (70% de nitrógeno y 30% de CO2) para darle características especiales a la cerveza tales como una mejor “espuma” o “corona” que se forma en el vaso una vez que la cerveza es vertida.

Además, el empleo del nitrógeno asegura que las burbujas sean mucho más pequeñas, la espuma mucho más estable y el sabor sea más “suave” al paladar del consumidor.

A medida que más y más empresas cerveceras aparecen, los bebedores de cerveza son cada vez más conscientes y más selectivos de la cerveza que eligen. Para ofrecer la mejor cerveza, los cerveceros también deben ser más eficientes y el nitrógeno in-situ es una alternativa con la que pueden contar.

vía… http://www.thecompressedairblog.com/6-ways-onsite-nitrogen-benefits-brewers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

33 − = 25